Octubre 2006

 (Mes dedicado al Espíritu Santo)

  (Extraído de los  mensaje de la Virgen María recibido en el Toscón)

Jueves 29 de Junio de 2006

 - Hijos míos, cuando el corazón siente y la mente se entorpece el resultado, muchas veces, es el alejamiento de Dios, el distanciamiento de lugares como este, el distanciamiento de templos. La mente seguirá perturbando, todo quiere razonar, y hay cosas, muchas, que sólo se puede comprender a la luz de la fe, y la fe está en el corazón, no en la mente. El alma necesita de fe y la fe la da Dios, y la hace crecer Dios, solamente Dios, ni el conocimiento, ni un mayor saber hacen crecer la fe, y la fe aumenta por petición humilde de las almas. A través del Espíritu Santo podéis aumentar las virtudes que necesitáis para ser más dignos ante los ojos de Dios, pero hay que pedir con humildad ese aumento en los dones… me recuerda Jesús, para que os lo recuerde a todos, aún cuando muchos aún no lo saben, que el mes de octubre se dedicará expresamente al Espíritu Santo en este lugar, un mes que se va a consagrar al Espíritu Santo de manera especialísima, por voluntad de Dios, en este lugar; primera vez, vez importante para las almas que aquí se reúnen… algunos ya lo sabían, la mayoría no, pero quiere Dios que se sepa, y ¿por qué querrá Dios que se sepa que el mes de octubre se va a dedicar al Espíritu Santo? Pues porque quiere que os preparéis para solicitar todo lo que necesitáis del Espíritu Santo para crecer en fe, en luz de Dios; mes importante para engrandeceros por dentro. Con mucha antelación se os dice para que os preparéis, porque la petición llega más alto cuanto más… dice Jesús, cuánto más limpio está el corazón, pero también cuánta más ilusión se pone…

 Jueves 7 de Septiembre de 2006

- Espíritu Santo, al que se va a dedicar, de manera muy particular y especial en esta posada, el mes de octubre. Las tardes de los jueves de ese mes serán dedicadas al dador de dones, a Dios vuestro Padre en esa manifestación a través del Espíritu Santo. 

- Oráis y me llamáis, me denomináis Esposa de Dios Espíritu Santo, no sabéis bien el significado de las palabras que decís, ni siquiera os acercáis algunos a comprender qué significan, pero no es importante para vuestras almas comprender todo, lo que es necesario e importante para vuestras almas es que ganen en luz… dice Jesús, quiere Jesús… dice Jesús que invitación es, aunque como petición se recoja, quiere Jesús que en las oraciones de esas tardes dedicadas al Espíritu Santo, que en el rezo del Santísimo Rosario las voces del coro se completen… os explico a lo que se refiere Jesús, quiere Jesús que todos los que han pertenecido al coro, todos aquellos que han estado en el coro, se unan al coro, durante el mes de octubre, para prestar sus voces en alabanza al Espíritu Santo; decía Jesús que es invitación, aunque para algunos se convierta en petición; lo veáis o lo interpretéis como queráis, yo os pido como Madre, y petición sí es, que por encima de compromisos, de dolores, de enfados y discusiones, que Jesús sea atendido en esa invitación no rechazándola. Es bueno para vuestras almas, y muy bueno para las que aquí estén cuando en oración compartáis. Así, pues, Rosaluz, tienes una ocupación nueva a partir de hoy, localizar a todos los que están en excedencia, como os habéis acostumbrado a llamar, y a todos los que parecen estar desaparecidos y han pertenecido alguna vez al coro, y con claridad  y sin… dice Jesús, rodeos… les invites a entrar en el coro, solamente, porque en eso es la invitación expresa de Jesús, para acompañar a la oración del Santísimo Rosario, hasta el punto de que no se verá como falta que vengan exclusivamente a ello y se marchen después.

 - Jesús no tiene necesidad de pedir, Jesús tiene unas ganas inmensas, como no os podéis imaginar, de acercar las almas, todas, a la luz, y a través de estas invitaciones, Jesús, lo único que está haciendo, es regalándoos pureza, regalándoos luz para vuestras almas, difícil de entender, pero es así. Un mes en el que estaré especialmente pendiente de vuestras oraciones, ayudándoos en ese fervor, que tanto os cuesta, en algunos ni siquiera nace del corazón por instantes, os ayudaré a pedir a Dios, en ese mes, aumento de virtudes, de dones que todos necesitáis. Fe, esperanza y caridad, todos los conocéis, por lo menos de nombre, pero humildad, aumento de humildad, de manera especial voy a pedir para todos vosotros… dice Jesús que igual que invita a que el coro se complete con las voces que por Él ya han estado, también invita a los demás a que no dejéis de compartir esa oración de esas tardes… dice Jesús que no se trata de una competición… se refiere Jesús a lo de invitar a otros a venir a compartir la oración del Rosario.

 Jueves 14 de Septiembre de 2006

- Habéis de estar, todos vosotros que escucháis, gozosos, porque compartís, en esta bendita posada, oración a Dios Padre Todopoderoso. Quiere Jesús y Jesús es en Dios, Dios mismo, que este mes próximo compartáis orando al Espíritu Santo. Invitación hace Jesús renovada para aquellos que habiendo prestado sus voces en alguna ocasión las presten para esta tan especialísima, sin embargo, también hay hijos, hijos míos, hijos de Dios, que han generado en su interior el anhelo de incorporarse al coro sin haber pertenecido a él, Jesús anima a esos, a esas hijas mías, que tengan ilusión por formar parte del coro durante esas ofrendas del mes de octubre al Espíritu Santo, a que sean valientes, dóciles, obedientes, porque hay una directora de coro, que todos conocéis, que tiene mucho trabajo que hacer; se os pide docilidad, comprensión, pero sobretodo obediencia, obediencia a Dios en Jesús, porque aunque es invitación sabéis que para vuestra Madre las invitaciones de Jesús no se deben rechazar, por lo que suponen de bueno para el alma, que tenéis tan descuidada.

 - Espero, pues, de vosotros que escucháis y de otros que leerán, que no están aquí, los mensajes, que alentéis a aquellos que han sido invitados claramente por Jesús para canto y alabanza del Espíritu Santo en esta posada durante el mes de octubre. Si sabéis de algún invitado reticente, poned ese vuestro empeño en que gane puntos para su alma y ayude a ganar puntos a las almas que aquí se reúnan. No quedéis, pues, como aletargados, porque cuando Jesús habla, habla al corazón de todos sus hijos, haced por contentar a Jesús haciendo con vuestra voluntad en acción que sea posible que durante, al menos, en un jueves, estén todas las voces que han sido invitadas, si bien quisiera veros cada jueves a todos unidos en oración, sin juicios vanos, y aumentando la santidad en vuestras almas.

página principal