Misericordia

(Extraído de los mensajes de la Virgen María recibidos en el Toscón)

Dios regala la Misericordia; la está regalando a las almas que la solicitan. Decís que no podéis responder a Dios, que os resulta difícil, pensáis; pues yo os digo que imposible no es, es una cuestión de humildad y de verdadera valentía; valentía para hacer lo que Dios quiere que hagáis. Ese perdón que no nace en vuestros corazones, ¿qué pasa con esos corazones de mis hijos del Toscón? un perdón que necesitáis dar a los demás para poder recibir vosotros el vuestro de Dios; y aun decís "es que me cuesta perdonar porque lo que me ha hecho es grave", ¿hay ofensa más grave que matar a un inocente crucificándolo? no vivís tales ofensas. 8.11.2007

Jesús se muestra cercano, alegre, porque lo es; siendo Dios es la alegría; y no por ello deja de ser quien Es con todo Su poder y toda la Justicia para hacerla en Su momento; pero en estos tiempos que vivís, la Misericordia la derrama en abundancia, recogedla en vuestro corazón abriendo el vuestro a los demás, perdonando y siendo valientes para hacer las cosas bien. 8.11.2007

Jesús quiere veros siempre animados, con una esperanza viva, pues, Él es Dios y está ahí para ayudaros; baste, entonces, saber que Él está esperando para daros a todos Su Perdón, Su Misericordia y haceros nacer de nuevo a la luz cada vez que en la oscuridad estéis. Suficiente motivo para estar alegres, saber que Él os ama y que os perdona siempre. 8.11.2007

Dios se presenta, para todos, dador de Misericordia continua. En Jesús tenéis a ese Dios cercano que no acabáis de recoger en vuestros corazones con seguridad, con verdadero amor. 15.11.2007

Quisiera veros valientes, acortando vuestros caminos a Dios, cuidando de esas actitudes, de esos comportamientos, pero también sé que el tiempo que necesitáis Dios lo está regalando con una Misericordia sin mesura. 3.1.2008

Por faltas que hayáis cometido, Dios derrama Su Misericordia en abundancia, tomadla, basta con que confiéis en que es dada y la recogeréis en vuestra alma, en vuestros corazones, pero sed como niños, confiad en vuestro Padre Dios, perdonad de corazón a los que os ofenden, a los que os dañan. 14.2.2008

Si veis que tropezáis en la misma piedra, levantaos, porque aunque caigáis en lo mismo Jesús no se va a cansar de perdonaros, no os canséis vosotros de pedir perdón, no os canséis, porque si Jesús es una fuente inagotable de Amor, de Misericordia, de Perdón, para vosotros, no os agotéis vosotros de solicitar ese perdón…9.10.2008

Preparándose para venir Glorioso, yo os digo que sigue preocupado de todas las almas, derramando Su Misericordia hasta el último momento, pero también os alerto, no esperéis a después para pedir perdón. No penséis que apuraréis el tiempo al final, se os va a escapar si no empezáis a utilizarlo bien ya. 16.10.2008

Veréis, por mucho que hagáis esfuerzos por imaginaros a Dios en Su Poder, en Su Justicia, en Su Misericordia, no podréis abarcar con vuestro pensamiento, ni imaginación, cómo es realmente Dios, pero cuando uno pasa al otro lado y ante Dios Padre revisa toda su vida, el entendimiento se abre un poquito más, no del todo aún, pero sí un poquito más, lo suficiente como para comprender el sentido verdadero del peregrinar por este pasar, pero uno ya está al otro lado, ya no puede volver a bajar, queda la Misericordia de Dios para con uno, y la solicitud humilde de esa Misericordia aún. 2.4.2009

Cuando podáis entender lo que ahora no entendéis bien, comprenderéis porqué se dice continuamente que la Misericordia de Dios no tiene límites. Lo que tiene límites es el hombre; en esa debilidad, en ese mal uso que hace de la libertad que Dios le regala, se limita enormemente, pero el hombre es criatura de Dios y como parte de Dios es grande, sin embargo, hasta que no se reconoce pequeña no puede crecer ante los ojos de Dios. 2.4.2009

Si pudierais ver con los ojos del corazón, si pudierais sentir el amor que os brinda Jesús, si pudierais recoger Su Misericordia en vuestro corazón, en vuestra alma, cada día, entenderíais mejor mis palabras de cada jueves. 7.5.2009

… quiere Jesús que recordéis Su Misericordia para que la solicitéis cada vez que la necesitéis, que además la necesitáis todos los días, diría yo. 7.5.2009

Yo os ayudo, no lo dudéis, a acercaros a Jesús, a acercaros a esa Santísima Trinidad que os asusta, un poquito aún, a algunos de vosotros; el Amor está en Ella, la Justicia está en Ella, la Misericordia también, no la temáis pero respetadla. 7.5.2009

Jesús se merece un corazón limpio, un alma que se renueve en piedad y misericordia para con los demás. El rencor entra pronto en los corazones descuidados, en las almas descuidadas. Quien dice que no puede perdonar tiene un gran problema. Quien sigue a Jesús perdona, quien verdaderamente ama a Jesús hace como Jesús, perdona, olvida y da nuevas oportunidades, verdaderas oportunidades, no con acechanzas, como hacéis vosotros, con tal desconfianza que evitáis que el hermano que vuelve a vuestro lado, después de vuestro perdón, pueda ser nuevamente recogido como antes se recogía, con confianza, y así alargáis los tiempos que debieran ser cortos. Habéis de perdonar con mayor prontitud, habéis de ayudar a los vuestros a perdonar a los demás. 7.5.2009

Dios Padre, por la dureza de los corazones, envió a Jesús Hijo y Jesús Hijo, por la dureza de vuestros corazones, sigue derramando Misericordia en abundancia tal que sorprende al Cielo entero. 2.7.2009

No penséis que la Misericordia de Dios evita la condenación de almas, hay almas que se condenan, la Misericordia de Dios parece no ser suficiente y entonces ¿qué está pasando? Si un alma recibe la libertad como regalo y la usa con todos los sentidos despiertos para servir al mal, está pidiendo a gritos esa condenación. 16.7.2009

La Misericordia de Dios es inmensa y se está derramando en abundancia tal que aún me extraña que sigan condenándose almas; mas igual que entrar en el Cielo sin purgar parece harto difícil, también condenarse es, digamos, difícil y ¿a qué me refiero? Esa Misericordia está y evita que muchas almas con un vivir tibio, ajeno a la Presencia de Dios, puedan condenarse, pues si no hacen mal a los demás su culpa no puede ser comparable a la de aquellos que hacen el mal, que el mal es su propia vida, dando frutos uno detrás de otro, dañando a otras almas…16.7.2009

Tiempos donde Dios está derramando Su Misericordia de mil formas y maneras, y yo os digo que el Toscón es una de esas formas, y gracias a este camino del Toscón yo espero que seáis salvos, que os ganéis ese Cielo, y gracias a este camino del Toscón, muchos, que aún no han venido, también se acercarán a ese Cielo que tienen olvidado, lejano a su meta. Que no deje de ser meta para vosotros el ganaros ese Cielo. ¡Que podéis ganaros ese Cielo! pero que debéis estar despiertos. 16.7.2009

Os decía que os veía a la mayoría confiados en esa Misericordia de Dios, esa Misericordia infinita que Dios brinda a las almas que la solicitan, pero no descuidéis la realidad de que para recibir esa Misericordia hay que bajar esas cabecitas orgullosas. 26.11.2009

Dios está derramando Su Misericordia abundantísima sobre las almas y las almas aún juegan con lo que no deben. Cuando os confeséis, hacedlo bien; si no hay dolor de corazón, si no hay propósito de la enmienda ¿qué estáis haciendo? 17.12.2009

A pesar de tanta traición a Su Sagrado Corazón, Jesús os dice "venid, mi Corazón está abierto para todos". A todos quiere perdonar, en toda alma quiere derramar Su Misericordia, abundantísima. 24.12.2009

La Misericordia de Dios es abundantísima y se derrama en abundancia sobre las almas que la solicitan. Pedid misericordia para los demás y para vosotros mismos. 31.12.2009

Y Jesús sigue derramando Su Amor, Su Misericordia, Su Perdón, sobre vuestras almas, pero es que Jesús merece un poquito más de atención en vuestras vidas. 14.1.2010

Necesitáis todos de la Misericordia de Dios, porque, a veces, no acertáis en vuestras acciones diarias con los demás, necesitáis acierto con vuestro vivir que Le contente; necesitáis, os decía, de todo, y Jesús quiere regalarnos a través de esa Misericordia recogida de Dios Padre, y Suya también,... me dice Jesús que nunca deje atrás al Espíritu Santo... la Misericordia se recibe del Cielo, Padre, Hijo y Espíritu Santo, un sólo Dios, una Misericordia que viene de Dios. 14.1.2010

Misericordia de Dios que habéis de pedir confiados, confiados verdaderamente en que se recibe. Si no confiáis, si no creéis, en esa Bondad, en esa Justicia, en esa Benevolencia, de vuestro Padre Dios, no podréis solicitar Su Misericordia; habéis de creer, realmente, que Dios os ama, a pesar de vuestras debilidades, de vuestras caídas. 4.3.2010

 No olvidéis que vuestras almas necesitan recoger de esa Misericordia cada día. Que cada día se os vea bajar esa cabecita orgullosa que tenéis para pedir perdón a Dios por vuestras torpezas, por vuestra necedad, al olvidar que sois hijos de Dios. Que cada día haya una revisión de lo vivido, una reflexión sobre el tiempo que se ha gastado, para poder dar pasos más ligeros hacia ese encuentro final con Dios. 4.3.2010

 La Misericordia de Dios se recibe cuando se solicita con humildad y confianza, con verdadera humildad y verdadera confianza, y por seguro que se recibe, porque Dios, en Su afán, lo que quiere es recuperaros a todos.  4.3.2010

 Almas, cuántas, se están perdiendo porque no han recogido Misericordia, porque no la han solicitado, ni los dueños de esas almas en cuerpo, ni los que hermanos son que no han tenido en cuenta, por amor a Dios, a estas almas. Orar por vuestras almas y las almas de los hermanos vuestros. 4.3.2010

Pedid a Dios Misericordia y que la derrame en vuestras almas, en la forma y manera que más necesiten en estos momentos. 4.3.2010

Dios en Jesús, cercano a vosotros, murió en la cruz para daros la posibilidad de salvación a todos. Solo se os pide un reconocimiento de las miserias que guardáis y una verdadera confianza en esa Misericordia, que se os brinda abundantísima. 19.1.2012

… son tiempos de engaños, pero también son tiempos de Misericordia donde Dios permite que las almas puedan reencontrar a su Dios, recordar las enseñanzas de Jesús. Son tiempos en los que Dios permite que, en lugares como este, las almas puedan recibir verdad… 8.3.2012

Acercaos a Jesús, usad vuestra libertad y acercaos a recoger esa Misericordia. 15.3.2012

…hablamos de una Misericordia de Dios abundantísima en estos tiempos, una Misericordia que toda alma creada comprobará en el momento en que Dios se haga sentir en todo corazón, no dejando dudas de Su existencia. 22.3.2012

Estéis como estéis, buscad la Misericordia de Dios y la recibiréis, sólo se os pide confianza verdadera y el perdón se recibe a poco que uno reconoce las faltas, la miseria que guarda en el alma, a poco que uno pide perdón, perdonado es, pero hace falta sencillez, humildad en el corazón para poder bajar la cabecita orgullosa, para poder aplacar ese "yo" soberbio que os impide haceros como niños buenos, sanos… 15.11.2012

Y hablamos de Misericordia y hablamos del Poder de Dios; fijaos qué Poder tiene Dios que os perdona cada vez que Le pedís perdón; fijaos qué Poder tiene Dios que se hace Hombre y muere por vosotros, resucitando después; pero Dios se hace verdadero Hombre, ¡qué Poder!, ¡qué Amor! 1.10.2015

Dios ama, tiene todo el Poder y lo demuestra perdonando, derramando esa Misericordia abundantísima en el alma. 8.10.2015

 

página principal