Agosto (Mes de Oración en El Toscón)

Extracto de mensaje de la Virgen María del Jueves 22 de Julio de 2004 

Dios Padre Todopoderoso, mi Padre Dios, Padre nuestro en Jesús, y de manera especial durante el mes de Agosto en el Toscón, va a repartir gracias especiales sobre todos aquellos hijos que se acerquen a orar. Centro de oración privilegiado por voluntad de Dios este huequecito que aquí tenéis tan mal valorado aún. Eso significa, para desconsuelo, dice Jesús, de algunos, que el Toscón no se cierra, no sólo estará abierto los jueves sino que de manera especial todos los días del mes de Agosto estará abierto.

Todos y cada uno de los que estáis aquí, aunque viajéis fuera, por lejos que sea, quiere Jesús en Dios que en un día de Agosto estéis aquí, como si de cuidadores se tratara; quiere Jesús veros un día en el lugar, recibiendo a los que vengan a orar y orando con ellos; “la oración”, por voluntad de Dios, porque el mismo Dios lo concede y así lo transmito, atenderá especialmente las peticiones que a través de oración se hagan en este lugar durante este mes, y algunos pensarán que qué pasará con las oraciones en otros lugares, en otros meses; las oraciones, todas, se escuchan, aunque se oren con descuido, lo sabéis, pero Dios, y es Dios, no es vuestra Madre, no es Jesús en Dios, es Dios en Jesús, os dice, el que os ama infinitamente, que durante el mes de Agosto atenderá de manera muy especial, especialísima, diría yo, conociéndole poco aún, que este mes de Agosto… este mes de Agosto es muy importante para las almas del Toscón. 

 No se os obliga, nunca se os obliga, pero recordad, todos los que estáis ahora, los que lleváis mucho tiempo, los que lleváis tan sólo unas horas, Dios para todos es Padre amoroso y justo, si estáis aquí, no es casualidad que estéis, y escucháis como escucháis ahora lo que se os dice, al menos un día durante el mes de Agosto preocupaos de estar en este lugar, un día comienza a las nueve y cierra a las diez de la noche, queda así fijado el horario de apertura y cierre, y el horario también para los que vengan especialmente ese día a estar de cuidadores.

Dios es Dios, Dios sabe, vuestro entendimiento es aún pobre para tantas cosas, pero entendéis lo que se os dice, y aún cuando no lo comprendéis en profundidad, porque no alcanzáis a averiguar el alcance que tiene este regalo de Dios, no dejéis que se os tiente y se os impida estar aquí orando durante el mes de Agosto. Se os pide un día al menos. Todos, estéis donde estéis, escapaos para agradar a Dios aquí. Sacrificio, dice Jesús, para algunos, aventura para muchos.

 Pedid de manera especial durante este mes por los que no conocéis. La petición por vuestra hermana llega a Dios, compromiso que habéis adquirido de oración continua, que algunos, a veces, descuidan, no lo dejéis en el descuido, pero oración universal para todos quiere Jesús en Dios y Dios en Jesús durante este mes. Muchos vivirán la respuesta a sus plegarias durante el mismo mes dice Jesús, decía Jesús, cuando antes me decía, que va a contentar a muchos si la oración es cuidada, esmerada, durante esos días o durante ese sólo día en que estéis. Me pregunta Jesús a mí ¿qué hacemos con aquellos que ni siquiera un día en agosto estén? Hablaba de que no hay que temer nada, escuchad, Dios, Dios es Dios y en Jesús es la alegría que notáis tantas veces, que de Él viene, os invita a participar en esa oración peculiar, especialísima, durante el mes de Agosto en este lugar. No estáis obligados, pero de manera concreta os he transmitido que es deseo de Dios en Jesús que todos, al menos una vez, participéis en esa oración durante ese mes.

 Página Principal