Sobre el año 2014

(Extraído de los mensajes de la Virgen María recibidos en el Toscón)

 

 

 

(2.1.2014)

 

Un año que empieza y que será distinto para todos, pero en la mayoría de los casos este año se presentará según como vosotros os dispongáis a vivirlo y si os disponéis a vivirlo con sensatez, con sentido común, amando a Dios, cumpliendo Sus Mandamientos, yo os garantizo un año... dice Jesús "fabuloso es poco, Madre"... pero para esta disposición es necesaria una razón muy despierta; no solamente un alma despierta sino una razón también despierta, viva, que os haga recordar, de manera continuada, que lo importante es salvar el alma; todo otro empeño que no sea éste, como primero, estará obstaculizando vuestra salvación.

 

 Este año será para vosotros según como vosotros estéis en disposición de cara a Dios, en obediencia, en ilusión, en confianza. "Fabuloso es poco", decía Jesús, y cierto es, porque las grandes maravillas que se pueden vivir en este mundo sólo tienen sentido, y realmente se viven como maravillas, en compañía de Dios, bajo Su Mirada amorosa, en Su Presencia. Si queréis vivir grandes cosas este año, sed muy obedientes, buscad a Dios cada día, amad a vuestro Dios en cercanía, ese Jesús que está tan ansioso de recibiros cerca. No descuidéis a Dios en vuestro vivir y Él no os descuidará a ninguno de vosotros de manera cercana. Estas palabras no deben confundiros, pues alguno puede pensar "Dios, entonces, descuida a algunos", hablo de un descuido que vosotros mismos conformáis, provocáis, pues Dios está Presente, de manera constante, derramando Su Amor en vuestros corazones, pero cuando cerráis el corazón a Dios, a la acción de Dios, descuidáis vuestro vivir.

 

 Dios, en realidad, está siendo Justo y está permitiendo que despertéis con los, digamos... me dice Jesús "las consecuencias de un vivir indigno, las consecuencias de la desobediencia, por sí mismo, ya son ayuda para despertar a la verdad"... estas palabras de Jesús hacen referencia al supuesto castigo de Dios, tan mal entendido por muchos. Dios corrige a las almas permitiendo que vivan de las consecuencias de sus errores. Cuando uno hace mal y reconoce que por hacer mal su vivir no es bueno está aprendiendo y se supone que siendo sensato rectificará actitudes y comportamientos en situaciones y pruebas venideras, no siempre es así, el hombre es rebelde y en vez de aprender y rectificar, a veces, precisamente por esa rebeldía, entra en soberbia y se opone a Dios, a Su Voluntad, a Sus formas y maneras de actuar. Y Dios no se está equivocando. Todos vinisteis de un mismo Dios y a ese mismo Dios vais a volver; cómo volveréis dependerá exclusivamente de una libertad que se os ha dado.

 

 página principal